IMG_3394

El PSOE Maó propone que el Ayuntamiento pueda gestionar parte de los pisos vacíos en manos de los bancos para posibilitar que 50 familias tengan una vivienda digna

.- La inversión para el Ayuntamiento no superaría los 90.000 euros

 

"Con poco más de 80.000 € al año el Ayuntamiento podría asegurar que 40-50 familias de Maó tuvieran una vivienda digna." De este modo ha resumido el portavoz del Grupo Municipal y candidato a la Alcaldía, Vicenç Tur, la propuesta socialista sobre la gestión municipal de una parte de las viviendas vacías que están en manos de las entidades bancarias.

 

Para explicar esta propuesta Tur, quien ha comparecido con la concejala María Membrive, ha detallado que en los encuentros y reuniones que han mantenido con diferentes colectivos han constatado como "debido a la crisis, y pese a la bajada de los precios de los pisos, el acceso a la vivienda es un problema de primer orden. Estos últimos años hemos visto cómo muchas familias han sido desahuciadas, pero ésta sólo es una parte de la realidad. Todavía hay un 'desahucio mucho más invisible', el de personas que son inquilinas y que no pueden pagar el precio mínimo del mercado, no pueden pagar 300-350 €. "

 

Pero "el PP, a todos los niveles, ha querido hacer desaparecer esta realidad". Han realizado 'tres acciones' en Maó: "una fue suspender el convenio con el IBAVI -del anterior mandato- para ejecutar un centenar de viviendas públicas que había conveniados entre Ayuntamiento y Gobierno Balear", con una dotación de 2,2 millones de euros. De hecho Membrive ha recordado como "únicamente firmaron el convenio para tener dos viviendas del IBAVI el pasante 8 de octubre, firma muy reciente, mientras durante el resto de mandato no han realizado ninguna otra actuación de este tipo. Por otra parte lo que sí han hecho ha sido aumentar las ayudas extraordinarias; incremento que implica que realmente hay necesidades a cubrir. "

 

Además las ayudas directas al alquiler que se puedan gestionar desde Servicios Sociales no solucionan el problema, tal como detallan Tur y Membrive. "La invisibilidad de los desahucios de los inquilinos hace que cuando una familia con dificultades entre en una vivienda, normalmente los Servicios Sociales le pague la fianza o el aval del primer mes. Entonces ellos intentan pagar los dos o tres primeros meses, pero poco después dejan de pagar porque no pueden; durante los dos o tres meses después de dejar de pagar vuelven a tener la ayuda de Servicios Sociales por si pueden asumir un alquiler transitorio ... Pero después, como no llegan, vuelven a dejar de pagar. Y así hasta que el propietario decide (normalmente lo acuerda amistosamente con la familia) que se marchen, a menudo dejando de pagar dos o tres meses. De este modo vuelve a empezar la rueda y se repite la situación. Está bien que se intente dar una primera respuesta, pero de la manera que están las cosas actualmente así no se soluciona el problema. "

 

En cambio la propuesta socialista sí puede ser una solución. "Si en el caso de esta familia (como con las 30,40 o 50 que puede haber en Maó en la misma situación) sumamos el aval, la fianza, dos o tres meses en primer término, y luego dos o tres meses más pagados por Servicios Sociales, podemos estar hablando de que el Ayuntamiento habrá abonado unos 2.000 € para sufragar un alquiler que les es insostenible; pero seguramente esta familia sí podrá pagar 100 € al mes." Porqué la iniciativa del PSOE propone que las familias se hagan cargo de pagar entre 100 y 150 €, según las posibilidades y tras la evaluación de Servicios Social; mientras que el Ayuntamiento abonaría entre 150 y 250 €. Se trataría de un "alquiler de transición, que las familias puedan estar como máximo entre 18 y 24 meses, a fin de que después tengan la autonomía económica suficiente para salir adelante con su proyecto de vida."

 

Los 40 o 50 pisos necesarios para dar una respuesta más efectiva a estas necesidades provendrían del stock de pisos vacíos que tienen tanto los bancos, como la Sareb ('Banco Malo') i el IBAVI. Respecto de los de las entidades bancarias y de la Sareb, la propuesta sería de pagarles un alquiler de entre 300 y 350 € (como decíamos entre 100 y 150 los pagarían las familias y el resto del Ayuntamiento). "La Sareb tiene 107.000 viviendas vacías en España, 2.300 en Baleares. A partir de ahí se pierden los datos, pero calculamos que unos 250 estarían en Menorca. Se calcula también que el municipio de la Isla que más stock vacío tiene es el de Maó; entre 75 y 100 pisos en manos de la Sareb y el mismo número en manos de otras entidades bancarias. Por lo tanto nosotros proponemos que una cuarta parte puedan ser gestionados transitoriamente por el Ayuntamiento, entre 40 y 50 viviendas." A cambio las entidades tendrían "una renta de alquiler, así como un seguro y el mantenimiento mínimo garantizados y una bonificación en el IBI." Los cálculos indican que la 'rebaja' del IBI podría suponer entre 18.000 y 20.000 €, mientras que las ayudas directas para pagar alquiler serían de entre 75.000 y 90.000.

 

Una posibilidad que "seguro que interesa a las entidades". En este sentido el candidato socialista recuerda como "hace pocas semanas la Sareb convenió con la Generalitat 600 viviendas para uso social. También lo han hecho otros bancos que han conveniado con ayuntamientos de Cataluña, Asturias y Andalucía buena parte del stock de viviendas que aún no han podido sacar a mercado."

 

Respecto de los pisos del IBAVI Tur ha expuesto que los y las socialistas "compartimos el diagnóstico que hizo la PAH; que el primer objetivo debe ser la mejor gestión de las viviendas vacías del IBAVI. De la cincuentena que hay en Menorca, en el caso de Maó los datos son un poco confusos, pero entre seis y ocho pisos han estado vacíos en los últimos meses. El primer objetivo es el mismo y luego incidir en la gestión, mediante convenio con la Sareb y los bancos, del stock de viviendas vacías."

 

En definitiva se trata de que aunque el Ayuntamiento no tenga competencias de vivienda, "sí tiene competencias en materia bienestar y mejora de calidad de vida de los ciudadanos. Y cuando el acceso a la vivienda sigue siendo un problema de primer orden al Ayuntamiento le corresponde gestionar mejor, y a favor de la ciudadanía, los pisos vacíos. "