DSC_0670

El Govern Bauzá certifica la marginación de Menorca respecto del uso socio-sanitario de Virgen del Toro

 

.- El conseller Sansaloni se niega, a pesar de ser un compromiso electoral del PP, a ofrecer al Virgen de Toro el mismo trato que los diputados populares quieren dar a Can Misses (Ibiza) y Son Dureta (Mallorca) para convertirlos en centros socio-sanitarios.

 

El Pleno del Parlamento ha vivido un nuevo capítulo de la marginación que el Gobierno Bauzá somete a Menorca con la aquiescencia de los diputados menorquines (entre los que está el Presidente del Consell Santiago Tadeo y el concejal de Mahón Alejandro Sanz).

 

En este caso ha sido el Conseller Sansaloni quien se ha negado en redondo a contestar la pregunta que le ha formulado el diputado Marc Pons para preguntarle si está dispuesto "a ofrecer al Virgen del Toro el mismo trato que brindó para Son Dureta y Can Misses. "

 

Pons ha hecho esta pregunta después de lo que sucedió durante el plenario de la semana pasada. Un pleno del Parlament en el que -"sin ninguna explicación razonable, sin que los diputados populares demostraran la más mínima intención de defender los intereses de los menorquines y con un Consell de Menorca que ni está, ni se le espera-, esta misma Cámara acordaba por unanimidad dos planes de adecuación arquitectónica para hacer los edificios de Son Dureta en Mallorca y Can Misses en Ibiza dos grandes espacios socio-sanitarios ... y en cambio en la misma votación negaban al Virgen del Toro de Menorca este mismo plan. "

 

Durante su intervención Pons ha calificado de injustificable esta marginación que el Govern somete de nuevo a Menorca, con el consentimiento, por acción o por omisión, del PP y de los equipos de gobierno del Consell y del Ayuntamiento de Mahón. El diputado lo ha resumido en tres puntos principales. En primer lugar ha expuesto que el coste de rehabilitación de "Son Dureta, y tal vez el de Can Misses, será superior al del Virgen del Toro," en segundo ha insistido en que "en Menorca también son necesarias plazas socio-sanitarias," y en tercer lugar recordó que la adecuación del Virgen del Toro en un centro socio-sanitario "era un compromiso electoral del PP." Pero los diputados menorquines del PP "ignoraron todo esto y votaron sí a los proyectos de Mallorca e Ibiza y votaron no al de Menorca. "

 

Ante esta injusticia territorial, de esta discriminación y de este –el enésimo- incumplimiento electoral la única respuesta del conseller Sansaloni ha sido la de buscar el 'y tú más' y de hacer, de nuevo, oposición de la oposición. Unas respuestas impropias de un partido y de unos responsables institucionales que hasta hace unas semanas aún defendían el Virgen del Toro como un centro socio-sanitario sólo hay que ver las declaraciones de la consejera Herráiz el día que el DM destapó la noticia de la reversión o las afirmaciones que la misma consejera hizo el pleno insular de enero en respuesta a una cuestión planteada por el Grupo Socialista-

 

 

El negocio de na ‘Peix Frit’

 

De hecho durante su segunda intervención Pons expuso que con la decisión del PP no sólo está en juego convertir el Virgen del Toro en un centro socio-sanitario. El diputado les ha recordado que entregarán el edificio (con unas vistas espectaculares sobre el Puerto de Mahón) a la Tesorería de la Seguridad Social "para que lo venda al mejor postor y luego lo recalificarán en función de lo que les pidan -el promotor privado -. El Gobierno Rajoy venderá el edificio (que previamente le habrán entregado) y ellos se quedarán el dinero mientras Menorca vuelve a perder otra vez... ni dinero, ni edificio, ni servicio...

 

En definitiva "no basta que Menorca esté a la cola de España en inversiones del Estado, que no vengan las inversiones estatutarias, que no haya nuevo Régimen Especial de Baleares... no tenemos suficiente con todo esto, que además hemos de entregar los edificios para que el Gobierno de Madrid los venda y se quede con nuestro dinero. Habrán hecho el negocio de na ‘Peix Frit’. "