Visita a Es Milà

Demandamos a los Sres Tadeo y Villalonga que expliquen qué está pasando con las negociaciones con el Consell de Mallorca sobre el precio de los residuos que se llevan a Son Reus

.- Hoy por prensa informa de los opuestos puntos de vista de los ejecutivos de Mallorca y Menorca.

 

El Grupo socialista del Consell lleva al pleno insular de abril una propuesta para que el equipo de gobierno explique cómo se está llevando a cabo el traslado de los residuos en Mallorca. También se aportan iniciativas para evitar que el sobrecoste generado por los problemas actuales se haga pagar a los ayuntamientos (y por tanto a los ciudadanos).

 

Pero paralelamente, y mientras se anuncia la inminente resolución de la adjudicación de la gestión de Milà, los medios de comunicación informan de un nuevo conflicto que enfrenta a los Consells de Menorca y Mallorca respecto del precio que se paga para llevar los residuos a incinerar en Son Reus (conflicto respecto del cual los representantes socialistas en el Consell y el Consorcio de Residuos no han sido informados).

 

Las informaciones publicadas exponen relatos que parecen contradictorios. Por un lado desde el Diario Menorca informa que el Consell insular está a punto de terminar la propuesta que enviará al Consejo de Mallorca para pedir el abaratamiento de los 131 euros por tonelada en el material que se envía en Son Reus y que este precio sea incluso inferior a los 83 euros que pagan las dos poblaciones de Nápoles que actualmente llevan sus residuos a Mallorca. Para justificar esta petición -siempre según informaciones periodísticas, ya que los representantes socialistas no han sido informados- el equipo de gobierno Insular argumenta que lo que se lleva de Menorca a Son Reus "no es basura, sino combustible derivado de residuos, sin materia orgánica, de modo que por haber sido tratados previamente en Milà no merece ser considerados como el resto" de basuras.

 

En cambio medios de Mallorca informan que la postura del Consell mallorquín (gobernado también por el PP) es diametralmente opuesta. Diario de Mallorca asegura que la consejera mallorquina de Medio Ambiente, Catalina Soler "recuerda que los residuos italianos están tratados previamente, mientras que los de Menorca no". Y en una cita directa la consejera insular del PP en Mallorca afirma: "Hay una gran diferencia entre la basura que nos lega de Menorca y el material procedente de Italia. Los restos italianos son Combustible Sólido Recuperado (CSR) que ha sido tratado previamente y cuenta con un poder calorífico elevación. No obstante, lo que llega de Menorca es basura sin tratar y debe incinerarse en la línea de rechazo. Son productos totalmente diferentes."

 

De nuevo una nueva contradicción flagrante entre lo que dice defender el equipo de gobierno del Consell de Menorca y lo que exponen sus compañeros del PP desde Mallorca. El hecho de que ni siquiera los populares menorquines y mallorquines se pongan de acuerdo en qué tipo de residuo se envía a la incineradora de Son Reus, exige, como mínimo, explicaciones claras por parte del presidente Tadeo y el Conseller Villalonga.