Maria-Cabrisas,-Joana,-Noemi-27052013

Lamentamos que los beneficios económicos que da hoy Santa Rita no se inviertan en el propio centro para garantizar la calidad de sus servicios

Estos días en Menorca ha sido noticia el servicio sociosanitario de Santa Rita y lo ha sido en varias ocasiones. La primera noticia ‘buena’: el presidente Sr. Tadeo rectificaba a la Consejera de Bienestar Social y aceptaba mejorar la asignación de personal trabajador al Centro Sociosanitario de Santa Rita. Pero para que se haga efectivo este cambio han hecho falta más de 3.000 firmas y meses –más de un año- de quejas. Aun así, bienvenida la rectificación.

 

La segunda noticia, no es tan positiva: el PP en el Parlament rechaza solicitar al Govern que en cumplimiento de las responsabilidades que tiene asignadas por la Ley de Servicios Sociales trabaje, con la colaboración del Consell y usuarios y familiares de los usuarios, un plan de calidad del centre –propuesta formulada por la diputada Joana Barceló-. La virtud del plan solicitado era el establecimiento de parámetros que garantizaran de manera participada y transparente la calidad del servicio. Así, a la propuesta del Plan que se llevó a Pleno se citaba textualmente la Ley de servicios sociales. Entre otros se hacía referencia al Arte. 95: “Tiene que promover la máxima participación de todos los sectores implicados en la detección de insuficiencias y la propuesta de soluciones”.

 
Si cómo dice el PP, el Pla existe, ¿por qué no han funcionado los mecanismos de la participación que obligatoriamente tiene que incluir? ¿Y la detección de los problemas y propuesta de soluciones? ¿Por qué motivos sólo se ha resuelto después de la recogida de firmas?

 
Pero, la tercera noticia, la más grave, es la que recoge el argumentario del PP. Para justificar su supuesta buena gestión, dicen que hoy el Centro de Santa Rita (por los recortes de calidad y personal aplicado por el actual equipo de Gobierno) tiene superávit... Un Centro Sociosanitario que da beneficios. Qué deben de pensar los Ayuntamientos del hecho que en la gestión de sus residencias geriátricas se puedan sacar beneficios y superávits económicos?

 

Más que nunca, es necesario el Plan de Calidad, una propuesta a favor de todos, y en primer lugar, a favor de la responsabilidad pública de garantizar la calidad de sus servicios sociales, de las personas atendidas, de los trabajadores del centro. Una pena que el PP en el Parlamento, a diferencia del PP en Ciutadella, votara en contra...