Foto RP sb prioritats equip Gov Maó 1

La amortización del crédito de Maó se ha hecho a costa de aumentar impuestos y recortar en bienestar

“Han pedido un esfuerzo ingente a los ciudadanos y ciudadanas con un aumento brutal de tributación (impuestos y tasas), mientras han hecho un recorte importante de gasto en temas tan básicos como la materia social, las inversiones en las ‘escoletes’ o en formación. Y todo este esfuerzo no ha ido a mejora la calidad de vida y a los servicios de los ciudadanos, sino que han ido a pagar un crédito, cuando no había ninguna necesidad de acelerar su pago porque era un crédito con unos intereses muy bajos, a ocho años.” De este modo ha explicado el portavoz del Grupo Socialista al Ayuntamiento de Maó, Vicenç Tur, cuáles han sido las prioridades del equipo de gobierno a partir de los datos que recoge el informe de liquidación del Presupuesto municipal de 2013.

 

A partir de reconocer que es “positivo salir del plan de ajuste, salir del condicionante a que obliga el Ministerio de Hacienda y que elimina buena parte de la autonomía municipal,” Tur ha detallado aquello que obvia el equipo de gobierno: de donde sale el dinero que hace posible salir de este plan.

 

“Esto es posible porque el Ayuntamiento ha ingresado más, ha pedido más esfuerzo a los ciudadanos y ha gastado menos, lo que quiere decir que ha dado menos servicios;” una realidad que el Grupo Socialista denuncia desde hace tres años. “A pesar de su proclama de bajada de impuestos, la liquidación del presupuesto de 2013 evidencia que ingresan más, lo que quiere decir que recaudan más y por lo tanto piden un esfuerzo mayor (un ahogo a los ciudadanos cada vez mayor), pero en cambio gastan menos. Sabemos perfectamente que gastan mucho en cosas superfluas, pero en cambio dejan de gastar en cuestiones básicas y en dar servicios básicos para el bienestar de la ciudadanía.”

 

 

Ingresos: se pagan más impuestos de los anunciados

 

En la liquidación se recoge como en cuanto al IBI (Capítulo 1 de Ingresos) en los presupuestos de 2013 el equipo de gobierno previó recaudar 15.657.000, pero finalmente generaron derechos (dinero que han recaudado o recaudarán) por valor 19.160.000. Además también se ha recaudado más (aumentando la presión fiscal sobre la ciudadanía) en las tasas del geriátrico (incremento del 22%), la de asistencia a domicilio (21%), la de los parquímetros (un 20%) y las de las multas de tráfico (con un aumento del que se ingresó respecto de lo presupuestado de un 51%).

 

 

Gastos: se destina menos dinero del presupuestado

 

En cambio en los gastos se pasa de los 29,8 millones iniciales (en el presupuesto) a 28,7; lo que quiere decir que se gastan 1.100.000 euros menos de lo que habían dicho inicialmente. Tur también ha detallado que este recorte del gasto proviene de la disminución de lo que se destina a los de la residencia geriátrica (se recorta un 26%), los medicamentos (26%) o la atención primaria que baja un 30%. En definitiva mientras “la alcaldesa siempre dice que no han tocado gasto social básico, vemos que los gastos sociales están disminuyendo de forma clara.” Pero además también ha habido reducción en limpieza, inversiones en escuelas y en promoción cultural.

 

Tur expone como “el Ayuntamiento anuncia la salida del plan de ajuste, y por lo tanto el supuesto ahorro de 600.000 euros de intereses y la amortización de un crédito de 3 millones; pero esta decisión es fruto de que los mahoneses y mahonesas han pagado 4 millones más de euros de impuestos y tasas respecto de lo que inicialmente se había presupuestado y, en cambio, han reducido el gasto básico, con un recorte de más de 340.000 euros.”

 

De hecho en el debate sobre la liquidación del presupuesto de 2013 el Grupo Socialista ya lo dijo muy claro. “Por supuesto que debe ir devolviendo todo lo que se pide a los bancos. Pero pedíamos que una parte de estos 6 millones más de liquidación o de los 4 millones que pidieron a la ciudadanía de más en impuestos y tasas se dedicara a cubrir las necesidades sociales imperiosas. Pedíamos que se destinara un 10% de los 6 millones, lo que suponía invertir en Bienestar social 600.000 euros. Se negaron y todo, absolutamente todo, fue directamente a enjuagar deuda con los bancos. Nuestra propuesta es radicalmente diferente: devolver lo que se ha pedido, pero sobre todo priorizando que nadie quede desatendido en los servicios básicos;” ha añadido Tur para finalizar.