Foto Damià Borràs en Comissió

Damià Borràs reclama a Fomento que cumpla con sus obligaciones en relación a la Declaración de Obligaciones de Servicio Público de los vuelos entre islas

.- Borràs presenta una Proposición No de Ley (PNL) exigiendo al Ministerio de Fomento un correcto seguimiento de las condiciones de la OSP entre islas debido al “grave perjuicio” que provoca a la ciudadanía de Baleares su “falta de diligencia”


.- La tramitación y debate de esta PNL se produce después de que la Ministra Pastor no haya dado una respuesta positiva a la petición unánime del Parlament reclamante a Fomento que, mientras no se consiga la tarifa plana a 30€, el Ministerio haga cumplir el actual acuerdo respecto a frecuencias y horarios.

Los miembros de la Comisión de Turismo del Parlament de las Islas Baleares debatirán mañana jueves una PNL del diputado Damià Borràs en la cual se recoge una exigencia de seguimiento al Ministerio de Fomento de las condiciones de la Declaración de Obligaciones de Servicio Público (OSP) para los vuelos en las rutas entre islas.
El origen de esta iniciativa se encuentra en la PNL que el mismo Borràs presentó en Comisión el 26 de noviembre de 2015 instando a Fomento que, mientras no se consiga la tarifa plana a 30€ en los vuelos interislas, haga cumplir el actual acuerdo de OSP en cuanto a *cancelaciones, anulaciones, frecuencias y horarios. La Propuesta Socialista también reclamaba al Ministerio que estudiara, de acuerdo con el Gobierno y los Consells, “modificar de manera puntual y urgente las Condiciones Específicas de la Declaración de Obligaciones de Servicio Público según los intereses de los ciudadanos y las ciudadanas de las Islas Baleares.” Finalmente, además de demandar las necesarias mejoras en el sistema actual de conexiones aéreas entre islas, la Proposición No de Ley reiteraba la “necesidad perentoria” que Fomento ponga en marcha la “tarifa única y universal a un precio máximo de 30 €.”

La iniciativa fue aprobada por unanimidad y remitida al Ministerio de Fomento. Pero la respuesta de la máxima responsable ministerial no ha sido la esperada. En una carta llena de vaguedades y lugares comunes, de datos genéricos y de atribuciones de méritos en cuestiones que son obligaciones legales; la Ministra Ana Pastor no responde positivamente a ninguno de los cinco puntos planteados en la PNL unánime del Parlament.
Por este motivo Borràs presenta una nueva Proposición en la cual recoge la respuesta de la Ministra Pastor y expone como la postura de la máxima responsable de Fomento («analizaremos con detalle todas las cuestiones planteadas en la Proposición No de Ley para poder ofrecer las mejores solucionas viables») a la petición del Parlament de «hacer un seguimiento sistemático y exhaustivo del cumplimiento de las condiciones establecidas en la Declaración de Obligaciones de Servicio Público para los vuelos entre las Islas Baleares(...)» “no puede más que preocupar a los ciudadanos y ciudadanas de las Baleares.”
La realidad es que la Declaración de Obligaciones de Servicio Público “obliga el Ministerio a hacer un sistemático y exhaustivo seguimiento de la misma, para lo cual cuenta, además, con el «Observatorio de precios y conectividad para el transporte aéreo de Canarias y Baleares» creado para estas cuestiones por el Ministerio. Así el hecho que el Grupo Parlamentario Socialista registrara la PNL en cuestión el día 11 de noviembre sólo pretendía alertar el Ministerio de unos problemas graves que se venían produciendo de manera sistemática desde hacía, cuando menos, seis meses y en relación a los cuales la Dirección general de Aviación Civil no había intervenido. Por lo tanto no se trata que el Ministerio ofrezca «las mejores solucionas viables» sino de “hacer cumplir, de una vez por todas, la normativa.”
En definitiva ante unos problemas concretos, la respuesta del Ministerio no es más que un acuse de recibo genérico, en el cual la Ministra Pastor ni siquiera se compromete a hacer cumplir aquello a lo que la obliga la propia legislación.
A causa de esta situación Borràs aumenta el tono de la iniciativa –respecto de la presentada y aprobada por unanimidad en noviembre- y ahora plantea 6 puntos de acuerdo:
El primer punto “exige” del Ministerio de Fomento que, con “la máxima urgencia, tome todas las medidas necesarias para hacer cumplir la Declaración de Obligaciones de Servicio Público para los vuelos entre islas, prestando una especial atención a las anulaciones o cancelaciones de vuelos, el cumplimiento del número diario de frecuencias y el respecto a los horarios y las franjas horarias.”
El segundo, tercero y cuarto puntos recogen lo que ya se demandaba a la PNL de noviembre en relación a la exigencia que Fomento haga cumplir la función de Servicio Público de la OSP y reclame a las compañías que mantengan la estabilidad y continuidad de los horarios y frecuencias comprometidos, así como respecto de la necesidad de estudiar (de acuerdo con el Gobierno y los Consells) si se deberían modificar de manera puntual y urgente las Condiciones Específicas de la Declaración de Servicio Público de acuerdo con los intereses de la ciudadanía de las Islas.
En el quinto punto de acuerdo se vuelve a reiterar la “necesidad perentoria que se establezca, por parte del Ministerio de Fomento, un nuevo sistema de Declaración de Obligaciones de Servicio Público para los vuelos entre las Islas Baleares, consensuado con el gobierno de las Islas Baleares y los Consells Insulares y las entidades sociales y económicas más relevantes de Baleares, donde se establezca una tarifa única de carácter universal de un máximo de 30 euros.”
Finalmente en el último punto de la PNL que defenderá Damià Borràs en la Comisión de Turismo se lamenta que haya que instar “e incluso tener que reiterar al Ministerio de Fomento a que cumpla con sus obligaciones en relación a la Declaración de Obligaciones de Servicio Público de los vuelos entre islas, atendido el grave perjuicio que su carencia de diligencia e interés causa a las ciudadanas y ciudadanos de las Islas Baleares.”